Los psicòlogos, los dietòlogos, los sexòlogos estàn seguros que obesidad no sòlo influye negativamente en el estado comùn del organismo sino es la garantìa de los problemas sexuales graves. De què manera la obesidad influye en la sexualidad y el deseo sexual?

Sexualidad y sobrepeso femenina y masculina

Los resultados de una investigaciòn reciente que tuvo lugar en Alemania demonstrò que la gente obesa tiene las relaciones sexuales raras veces que la gente con peso normal. Y las mujeres con obesidad reciben el orgasmo en 8,5 veces menos en medio que las mujeres esbeltas. Las personas gordas casi no tienen las fantasìas sexuales, esto tambièn es la parte negativa de la calidad de la vida sexual. Especialmente se trata de la gente que tiene las libras de màs en el area del abdomen y las caderas.

Sexualidad y sobrepeso 

Los especialistas explican este factor con las causas siguientes:
1. El factor psicològico

La obesidad se refleja en autoapreciaciòn de la gente, especialmente si se trata de las mujeres. Si uno sufre de la autoapreciaciòn baja, en este caso una persona empieza a acentuar su atensiòn en sus propias desventajas, olvidando de muchas cualidades que tiene. Claro que esto se refleja tambièn en la vida sexual: la luz se apaga, los experimentos sexuales se terminan y la tensiòn no desaparece. Las esposas empiezan a negarse del la actividad sexual y esto provoca otros problemas en la familia etc.
 

2. El factor biològico
Obesidad reduce libido. La gran cantidad de las cèlulas de grasa reduce considerablementeel nivel de la testosterona en el organismo – la hormona que es responsable de deseos sexuales. Las sustancias bioquìmicas que se forman en las cèlulas de grasa convierten la testosterona en los estrògenos. De esta manera sale que, la màs obesa es la persona, la màs cantidad de las cèlulas de grasa tiene, y las cèlulas de grasa reducen la cantidad de “la hormona de la sexualidad”. El deseo sexual desaparece poco a poco, el orgasmo tambièn desaparece, y la gran cantidad de las grasas abdominales reduce la sensualidad hacia diferentes caricias sexuales.

Sin embargo, para que las grasas abdominales en el nivel bioquìmico priven la persona deseos sexuales se lo necesitarìa muchìsimo. Por esto el factor psicològico tiene màs peso. La obesidad influye no sòlo en la atracciòn sexual sino en la seguridad en si mismo y el empeoramiento de la autoapreciaciòn disminuye la sexualidad.
3. Parcialmente las descomodidades fisiològicas

La vientre colgada, palpitaciones, dificultad para respirar, fatiga, falta de potencia - todo esto no promueve la actividad sexual.

Por esto si desea quedarse atractivo/a sexualmente en los ojos del sexo opuesto y no perder el deseo sexual, tiene que librarse de obesidad. La pèrdida del peso influye positivamente en la autoapreciaciòn. Primeramente sentimos que ya somos màs guapos, nos sentimos màs alegres y nos sentimos felices por el resultado alcanzado.

Se puede decir que sexualidad y obesidad son incompatibles.